El diseño del centro comercial de Eaton Centre, en Montreal, tiene una peculiaridad. Está hecho a partir de materiales reciclados. A simple vista no se nota. Pero lo cierto es que no hay nada que sea nuevo.
Pescados nadando entre burbujas de aire, un río hecho con botellas de plástico, árboles de cartón adornando las paredes o una corriente de agua decorando las escaleras mecánicas. 
De esta forma es como se imaginaron los artistas Peter Gibson y Brian Armstrong, el centro: como una especie de eco-sistema de artículos desechados recogidos de los contenedores de basura del propio comercio.



Reunieron hasta 20.000 botellas de agua y más de 10.000 metros cuadrados de cartón. El resultado es un paisaje alucinante que pone de manifiesto el problema de los residuos.
Gibson se dio a conocer cuando le dio por pintar los carriles para bicicletas y otros símbolos en las calles de Montreal para denunciar la cultura del automóvil.
Según él:
“La disposición ordenada de las botellas que componen las cataratas y el estanque y la colocación regular de los árboles a lo largo de las líneas arquitectónicas satisfacen el anhelo de orden y la ilusión de que estamos de alguna manera por encima del desorden”.

Este es un ejemplo de las intervenciones en los carriles de bicicletas en las calles de Montreal:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © Matrioska Artes Visuales / Template by : Urangkurai